Envíos gratis a partir de $750 Contacto | contacto@emperadorbarbudo.com |

10 Verdades que nadie te había contado sobre cómo hacer crecer la barba

10 Verdades que nadie te había contado sobre cómo hacer crecer la barba

Si ya has probado a dejarte crecer la barba durante un tiempo, seguro que coincidirás conmigo en que se trata de una experiencia única.

Puede que visto desde fuera, parezca una tarea sencilla: guardas tu maquinilla de afeitar en el armario y dejas que la madre naturaleza siga su curso haciendo crecer el vello facial.

¡Ojalá fuera tan sencillo!

Ambos sabemos que hacer crecer la barba requiere mucho más que eso.

Si éste es tu primer intento, presta atención porque voy a ahorrarte algunos errores y quebraderos de cabeza.

Si ya eres un barbudo experimentado, confío en aportarte algunos secretos que seguramente no conocías.

Tranquilo, el picor acabará cesando

Al principio, cuesta creerlo.

Esa primera fase de constante picor de la barba resulta bastante molesta y hay quien se da por vencido.

Como Emperador Barbudo te digo: sé perseverante en tu empeño por hacer crecer una barba de la que te sientas orgulloso, pues sólo quien supera las adversidades es merecedor de llamarse barbudo.

Cuanto más larga la llevas, más cuesta mantenerla en su esplendor

Mundo cruel es aquel en el que un orgulloso barbudo se levanta por las mañanas para descubrir que su barba parece haber sido pasada por una plancha a presión.

¿Te suena familiar?

Cuanto más volumen y longitud tenga tu barba, más cuidados y mimos exigirá.

Afortunadamente, los súbditos del imperio barbudo saben que aquí pueden encontrar todos los productos que necesitan para preparar su barba por la mañana y garantizar un aspecto impecable durante todo el día.

Me estoy refiriendo, por supuesto, a los aceites, bálsamos, peines y demás utensilios que ponemos a tu disposición.

El aceite para la barba es un producto esencial

Si estuviese en una isla desierta y pudiese elegir un solo producto, me quedaría con el aceite para la barba.

El aceite es esencial para acondicionar el vello facial, de forma que éste se mantenga sano y suave. Además, evita que la piel se reseque. Asegúrate de masajear tu barba en profundidad, para sacar más partido del aceite.

Cuanto más la lleves, más la amarás

Dejar crecer la barba es como uno de esos romances que se cuecen a fuego lento.

Cuanto más tiempo la lleves, más te enamorarás de ella y más desearás cuidarla y lucirla en frente de tus amigos.

Con el tiempo, se convertirá en un elemento que te defina y forme parte de tu personalidad.

La idea de recortar la barba se volverá aterradora

Puede que al comienzo del proceso no le des demasiada importancia pero, te lo advierto. Cuando te enamores de tu barba, la sola idea de recortarla para arreglarla te generará un pavor y un sentimiento de profundo paternalismo.

Tu barba será tu bebé, tu obra maestra, tu tesoro.

Afortunadamente, lograrás encontrar un barbero con buenas manos que sepa cuidar de tu barba como tú mismo lo harías.

Encontrarás pelos de la barba por todas partes

Vete haciéndote a la idea.

El pelo de la barba se cae cuando la peinas y cuando la lavas. Además, al recortarla, también se acumularán restos que terminarán cayendo en cualquier sitio.

No hay nada que puedas hacer, salvo estar preparado para limpiar el el lavabo o usar la capa de The BeardKing que tenemos aquí en Emperador Barbudo.

La gente te comparará con barbudos célebres y famosos

Es una tentación demasiado grande.

Tu barba atraerá todas las miradas y la gente a tu alrededor comenzará a compararte con personajes televisivos y celebridades que también lucen barba.

Llamarás la atención allí donde vayas por tu majestuosa y masculina barba

No creo que esto sea un problema para ti.

No obstante, vete preparándote porque, cuando dispongas de una barba voluminosa y bien cuidada, tu rostro acaparará un gran número de miradas de sorpresa, respeto y admiración.

Comer puede ser un desafío

Cuanto más voluminosa sea tu barba, más dificultades te supondrá comer hasta el más sencillo de los sándwiches. Tendrás que hacer frente a restos de comida y bebida que quedarán atrapados entre tu barba.

Tendrás que aprender el arte de comer con mesura y prestando atención a la cantidad que intentas poner en tu boca.

Descubrirás la secreta camaradería entre los barbudos

Acceder a un bar, al gimnasio o, sencillamente, a una tienda y descubrir la presencia de otro barbudo urbano como tú te hará sentir parte de una tribu muy especial: un club de caballeros que han decidido exaltar su masculinidad y emprender el largo viaje de quien deja crecer su barba.

0 comentario

Deja un comentario